facebook
instagram
Clínica Odontológica Versalles
facebook
instagram
TEMAS DE INTERÉS

La acumulación de bacterias (placa bacteriana), además de provocar inflamación, con el tiempo tiende a calcificarse, transformándose en un material duro que no puede eliminarse con el cepillado dental cotidiano. Este grado de inflamación, con sangrado y molestias ocasiona que el paciente, por temor o dolor evite limpiar la zona, agravando el problema.

Esto provoca un cuadro de inflamación local llamado gingivitis (donde sólo se afecta el margen de la encía siendo esta etapa reversible).

Si la gingivitis no se trata, la placa bacteriana avanza bajo la encía, afectando al hueso que rodea los dientes. En este punto se transforma en una Periodontitis, que genera perdida de hueso. Esto el paciente no lo detecta, ocasionando en forma silenciosa el avance de la enfermedad, especialmente si el paciente ha sido fumador durante su vida, y desde edad temprana, transformando a la encía en un tejido más fibroso, que no denota inflamación, pero por debajo avanza el problema.

Recordemos que la boca y sus problemas, están conectados con el resto del organismo, por lo que un cúmulo de microorganismos adheridos sobre los dientes, pueden desprenderse y viajar a través del cuerpo, ocasionando o agravando otras patologías que presenta el paciente.